Una pareja gay ha sufrido agresiones físicas y comentarios homófobos mientras paseaba de la mano en Fuenlabrada. Al grito de “maricones de mierda”, el agresor los ha amenazado con una paliza grupal por parte de sus amigos. Los jóvenes han denunciado el episodio ante la Policía.

Hombre de unos 24 años agredió y amenazó de muerte a una pareja gay que paseaban de la mano cerca de la estación de Cercanías Fuenlabrada Central al grito de “maricones de mierda” y “escorias”, según ha informado la asociación Arcópoli en un comunicado.

Los hechos ocurrieron a última hora de la tarde del 27 de julio, cuando Y.A., de 23 años, y J.D., de 37, que paseaban “tranquilamente” cerca de la estación de Cercanías de esa ciudad, fueron increpados por otro hombre de unos 24 años que al verles de la mano les insultó.

Tras ello, uno de los chicos recriminó los insultos al agresor y este respondió con un fuerte empujón. Tras ello, su pareja se interpuso para que le dejara en paz y recibió un fuerte puñetazo en la zona occipital derecha, llegando a caer al suelo.

Mientras la pareja se marchaba tras la agresión, el joven prosiguió con comentarios homófobos y los dos chicos le advirtieron de que iban a llamar a la Policía.

El agresor, ante este aviso, les contestó que le daba “lo mismo la Policía”, que les iba a matar cuando volviese a verlos por Fuenlabrada y que había llamado a sus amigos e iban a darles una paliza. Los chicos apresuraron el paso y se fueron hacia las taquillas de Cercanías.

Posteriormente, las víctimas, acompañados por la Policía Nacional, acudieron al centro de salud más próximo, donde el chico que recibió el puñetazo fue atendido con pronóstico de lesión pareo occipital derecha e inflamación y tuvieron que acudir más tarde porque no se encontraba bien y había tenido vómitos y otalgia en el lado del puñetazo. Además, presentaba dolor cervical y mareo y, finalmente, se quedó en observación toda la noche para el control del dolor.

La pareja presentó una denuncia ante Policía Nacional al día siguiente. Asimismo, desde Arcópoli y Fuenlaentiende les han proporcionado asesoramiento jurídico y ofrecido apoyo psicológico. La asociación ha explicado que se puso en contacto con Metro de Madrid, que mostró “toda su colaboración”.

El Observatorio ha enviado la denuncia también a la Fiscalía de Delitos de Odio de la Comunidad de Madrid y FuenlaEntiende ha notificado la agresión a la Policía Municipal de Fuenlabrada. Desde Arcópoli indican que con este incidente ya son 186 los que han registrado en 2018 en el Observatorio desde el 1 de enero.