El actor fue tratado por primera vez para el carinoma basocelular en noviembre de 2013 después de seguir los consejos de su mujer, Deborra-Lee Furness, que le aconsejó acudir a los médicos para echar un vistazo a una sospechosa mancha que aparecía en la piel de su nariz.

El protagonista de Lobezno habló abiertamente sobre su batalla contra el cáncer de piel en el año 2015, un diagnóstico que le sorprendió bastante. “Siempre se produce ese shock cuando escuchas la palabra cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *